Tamaño letra:
E1

Las propuestas de ahorro y uso racional de los recursos energéticos que pueden realizarse, tanto en el hogar como en las oficinas, industrias, etc., están dirigidas básicamente a:

1.- Aumentar la eficiencia durante el proceso de transformación de la energía de formas menos aprovechables a otras formas más aprovechables, así como durante su transmisión, evitando la disipación de la energía en los procesos intermedios.

2.- Aumentar la eficiencia durante la utilización de la energía, al disminuir la cantidad que se degrada innecesariamente, ya sea por empleo ineficiente o innecesarios de los equipos.

Para lograr estos dos propósitos es preciso considerar un grupo de elementos como los siguientes:

· El adecuado diseño arquitectónico de las edificaciones con vista a minimizar el gasto de energía (arquitectura bioclimática).

· El acomodo de la carga que permita elegir los horarios más adecuados para las funciones que requieran un mayor consumo de energía.

· El cumplimiento de las instrucciones de los fabricantes en el uso de los aparatos, maquinarias e instrumentos, con vistas a no someterlos a regímenes de explotación inapropiados, que ocasionen elevados consumo de energía.

· El conocimiento de las equivalentes energéticos de cada una de las actividades que realizamos, el empleo de equipos electrodomésticos y luminarias más eficiente, así como la introducción de la cogeneración eléctrica y un uso cada vez mayor de las energías renovables.

 

Al tener todos estos factores en cuenta, se podrá cubrir más racionalmente y eficientemente las necesidades energéticas.

En resumen, el ahorro de energía se puede definir como el aumento de la eficiencia de los sistemas consumidores, así como el empleo de las cantidades estrictamente necesarias de energía para satisfacer las necesidades de la vida diaria, tanto en el hogar como en la escuela, la fábrica, el hospital, el transporte automotor, etc.

 

CN_Rec.Im.1Actividad de aprendizaje

Para el ahorro de la electricidad en el hogar se mencionan sugerencias y medidas prácticas que de forma muy sencilla les permita a los usuarios dar soluciones a los numerosos gastos innecesarios.

Confecciona un cuadro resumen donde se reflejen las soluciones y medidas prácticas tomadas por ti en tu hogar para contribuir al ahorro de la electricidad.

Puedes ampliar tus conocimientos sobre estas medidas en el libro “EL CAMINO HACIA LA ERA SOLAR” Página 31. (Solicítalo en la biblioteca de tu escuela)