Tamaño letra:
E1
 Escrito por M.Sc Zulema Pérez Gómez

 

  radiacionLa radiación es la transferencia de calor por radiación electromagnética. La energía transmitida por esta vía es emitida en un lugar y absorbida en otro. A diferencia de las otras vías estudiadas, trabajo y calentamiento, la transmisión de energía por radiación no requiere que los cuerpos estén en contacto directo o que exista otro medio para la transmisión. La velocidad de propagación de la radiación electromagnética es muy grande, en el vacío y en el aire es aproximadamente de 300 000 km/s y en otros medios es solo algo menor.

Los tipos de radiación dependen de los cuerpos que los emiten. Las radiaciones que se utilizan en las comunicaciones, (ondas de radio y televisión, microondas) son emitidas por electrones que se mueven en las antenas; las infrarrojas o térmicas, cuyo propósito fundamental es elevar la temperatura, son generadas por átomos y moléculas en movimiento térmico, entre otras.

 

Tipos de radiación

R1

 

 

La capacidad de los cuerpos de absorber la energía por radiación de distintos modos es utilizada por los seres humanos en la vida y en la tecnología. Por ejemplo: los globos y alas de aviones se pintan con pintura plateada con el fin que se caliente menos por el Sol. Si por el contrario, es preciso utilizar la energía solar, por ejemplo, para calentar parte de algunos instrumentos instalados en los satélites artificiales de la Tierra se pintan de color oscuro. Cuando recibimos el calor del Sol, se debe tener mucho cuidado, pues está demostrado que produce daños sobre el cuerpo humano debido a la incidencia sobre la piel de los rayos ultravioletas. Por radiación se eleva la temperatura media de la atmósfera terrestre y de los océanos, dando lugar al calentamiento global.

Por calentamiento global se entiende un incremento paulatino de la temperatura media de la atmósfera terrestre y de los océanos.

 

R2En la figura (a) se muestra un experimento que nos permite familiarizarnos con la forma de transmisión del calor por radiación. El cuerpo A es un receptor de calor. Es una caja plana redonda, con una cara plana pulida como un espejo y la otra cubierta por una pintura negra mate. Dentro de la caja hay aire, que puede salir por un orificio en el receptor. Unimos el receptor a un manómetro de líquido y acercamos el receptor a una hornilla. Al cabo de cierto tiempo, notamos diferencias en las ramas del manómetro, lo que nos indica que el aire en el receptor se ha calentado y dilatado. El calentamiento del aire en el receptor solo puede explicarse por el hecho de que le fue transmitida energía del cuerpo caliente.

Sabemos que no pudo ser por conducción porque existe aire entre el cuerpo caliente y el receptor, y el aire es un mal conductor del calor. Tampoco tuvo lugar la convección porque el receptor del calor no estaba sobre el cuerpo sino junto a él. Por lo tanto la energía fue transmitida por una nueva forma de transmisión del calor, que es la radiación, la que es emitida por todos los cuerpos calientes. Todos los cuerpos irradian energía, tanto los que están muy calientes como los calentados débilmente: el cuerpo de los seres humanos, una estufa, un bombillo eléctrico. Pero cuanta más alta es la temperatura del cuerpo, mayor es la energía que él transmite por radiación. La figura b representa un experimento que indica que: cuando la fuente de calor incide sobre el receptor de calor por el lado negro y después por el brillante, la columna de líquido en el manómetro se desplazará en el primer caso a mayor distancia que en el segundo. Esto muestra que los cuerpos con superficie negra absorben mejor la energía y se calientan más. Pero al mismo tiempo, los cuerpos con superficie oscura se enfrían con mayor rapidez por radiación que los cuerpos con superficies claras.

Siguiente