Tamaño letra:
banner_mecnica

nio mascota

 

 

Ver propuesta a alumno

 

 

Desde el punto de vista metodológico es recomendable introducir este concepto a partir de ejemplos concretos. El proceder pudiera seguir el siguiente. Apoyémonos en algunos ejemplos.

¿En cuáles de los siguientes ejemplos actúa una fuerza resultante sobre los cuerpos?

a) Un avión aterrizando.

b) Una niña empuja un auto y no logra ponerlo en movimiento.

c) Un avión volando en línea recta  con velocidad constante.

 resultante

Al analizar si existe o no fuerza resultante en estos ejemplos podemos partir de examinar si el estado de movimiento de los cuerpos varía o no. Si cambia el valor de la velocidad, si la trayectoria no es rectilínea, entonces podemos afirmar que sobre los cuerpos está actuando una fuerza resultante. Por ejemplo:

a) Cuando un avión aterriza, la velocidad disminuye. Esto indica que existe una fuerza resultante que es la causa de que esto suceda

b) Al empujar un auto, si no logramos moverlo, esto indica que las fuerzas que se aplican están compensadas o equilibradas. En este caso es la fuerza ejercida por la niña, según muestra la foto, y la de rozamiento entre las superficies de las gomas del auto con el pavimento, estas tienen la misma dirección, igual módulo (valor) y sentidos opuestos. Cuando esto sucede la fuerza resultante es cero.

c) Si el avión se mueve con MRU entonces la fuerza resultante es cero. En este caso no existe variación en la forma de la trayectoria, ni en el valor de la velocidad. Las fuerzas que actúan sobre él están compensadas.

Los ejemplos anteriores evidencian que sobre los cuerpos pueden estar actuando diferentes fuerzas, sin embargo la resultante es cero, lo que significa que es como si sobre él no se estuviera ejerciendo ninguna fuerza. En general, es la fuerza resultante la que provoca que varíe su estado de movimiento.

La siguiente tarea contribuye a sistematizar esta idea.

Representa mediante un diagrama la fuerza resultante y todas las fuerzas que actúan sobre los siguientes cuerpos.

a) Un libro en reposo situado encima de una mesa.

b) Un bloque que es empujado sobre una superficie horizontal y se mueve aumentando la velocidad.

 

R1 un libro en reposo situado encima de una mesa. En este caso, actúan la fuerza que ejerce la mesa sobre el libro y la que ejerce el libro sobre la mesa. Tienen un mismo punto de aplicación, igual dirección, módulo y sentido opuesto, por tal motivo estas se compensan. Por lo tanto la resultante es cero, no existe variación en la velocidad del cuerpo.
R2 un bloque que es empujado sobre una superficie horizontal y se mueve aumentando la velocidad. Cuando analizamos ejemplos de este tipo, podemos afirmar que si la velocidad varía, ya sea que aumente o que disminuya, entonces existe una fuerza resultante. En la dirección vertical actúan las fuerzas que ejerce la mesa sobre el bloque, y la que ejerce el bloque sobre la mesa, estas son de igual módulo, dirección y sentidos opuestos por lo que se compensan; sin embargo, en la dirección horizontal están actuando la fuerza de rozamiento y la que ejerce el cuerpo que empuja al  bloque. Cuando la velocidad aumenta, la dirección y sentido de la fuerza resultante coincide con la del movimiento.
Si la velocidad disminuyera, existiría fuerza resultante, pero en sentido opuesto al movimiento.
Si el cuerpo se mueve con velocidad constante y en línea recta, entonces no existiría fuerza resultante.
  Puedes profundizar en este contenido accediendo a la propuesta que se le hace a los alumno y que se encuentra al inicio de este artículo.